Publicado en Destacado, NACIONAL.

Por usos y costumbres, los habitantes de este poblado no permitirán la operación de la termoeléctrica, pues sólo les traerá afectaciones a sus tierras y el agua que utilizan para el riego de sus cultivos y consumo, señaló Miguel Ángel Álvarez Aguilar.

Unas 50 personas se encuentran en el kiosco que se ubica en el centro de este poblado, donde los habitantes vigilan que no se instale la casilla para la consulta que realiza el gobierno federal en todo el estado de Morelos, con la que se busca conocer si aceptan o no la termoeléctrica.

En ese sentido, Miguel Ángel Álvarez manifestó que la consulta es ilegal, porque la gente no ha sido informada y ninguna autoridad llegó a la comunidad para explicar el motivo de la operación de la planta.

Dijo que personal de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) orientan a los pobladores y toman cartas en el asunto ante su queja por la no aceptación de la operación de la planta termoeléctrica, que además viola sus derechos humanos.

Refirió que la asamblea que llevó a cabo el pueblo de Huexca determinó que no permitirán la consulta y que la postura es “no a la termoeléctrica, no al gasoducto, no al plan Morelos por todas las afectaciones que nos van a acontecer y toda la comunidad está en desacuerdo en la planta termoeléctrica”.

Consideró que la Comisión Federal de Electricidad (CFE) actuó de manera amañada, ya que durante esta semana que el pueblo de Huexca estaba de luto por la muerte y homicidio del luchador social Samir, el día en que estaban dándole el último adiós, gente de la CFE llegó con Hugo Éric Flores, de Encuentro Social, e informaron a un grupo sobre las bondades que iban a haber por la operación de la planta.

Frente al kiosco del pueblo se encuentra una imagen dibujada de la Virgen de Guadalupe que dice “no a la termoeléctrica”, “no nos dejes caer en la ambición y en la apatía. Mantén unido a tu pueblo”.

Uno de los temores de la población es que la termoeléctrica ocupará mucha agua y realmente los dejará sin ella para la agricultura en el municipio de Ayala y 80 comunidades que se abastecen del líquido.

Opinó que Huexca está en resistencia y lo malo es que se están consultando a todo el estado, cuando deben ser los municipios afectados; Villa de Ayala, Tetela del Volcán, Hueyapan y Temoac están inconformes por la termoeléctrica.

La gente de Huexca se dedica principalmente a la agricultura, la engorda de ganado y lechero, al cultivo de sorgo y maíz, que es el fuerte de la comunidad, por lo que no aceptarán que se lleven a cabo la consulta y la operación de la planta eléctrica y se mantendrán firmes para que no se instale la consulta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *