Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

Víctimas de pederastia acusan al Gobierno español de dar trato favorable a la Iglesia católica. Miguel Ángel Hurtado, denunciante de un caso en el conocido monasterio de Montserrat, en Barcelona, e impulsor de la campaña #elabusonoprescribe, realizó  un encuentro con la prensa junto con otras víctimas y reclamó a los partidos políticos que apoyen una ampliación del plazo de prescripción de los delitos de pederastia.

Los denunciantes han recogido medio millón de firmas a favor de su petición, pero señalaron que no las iban a entregar en el Congreso porque consideran que no serviría de “nada”.

Ya hicimos un acto en mayo de 2016, entregamos 300.000 firmas en el Congreso de los Diputados, todos los partidos políticos se comprometieron a estudiar el tema para la próxima legislatura y la legislatura ha acabado y no han hecho nada”, lamentó Hurtado.

A finales del año pasado el Gobierno español aprobó la ampliación del plazo de prescripción de los delitos graves contra menores hasta que la víctima cumpla 30 años, y no 18 como estipulaba la ley.

La Asociación Infancia Robada, a la que pertenece Hurtado, considera esta modificación insuficiente y por ello exige que el plazo de prescripción de este tipo de delitos comience a contar a partir de que la víctima cumpla 50 años, lo que significaría que estas tendrían tiempo de denunciar hasta los 55 años en los delitos leves y los 65 en los graves.

Explicó que cada vez son más los países en los que este tipo de delitos no prescriben: Canadá, Irlanda, el Reino Unido, Australia, Nueva Zelanda, Sudáfrica, Argentina, Chile, El Salvador, Ecuador, México, Holanda o Suiza.

En este sentido, Hurtado alertó de que, si no hay sentencia judicial, los depredadores sexuales no entran en el registro de delincuentes sexuales y cuando quieren trabajar con niños pueden presentar un certificado de antecedentes penales sin mayores problemas.

Hurtado puso como ejemplo de actuación gubernamental a Chile, donde la Fiscalía está realizando registros en los Obispados y requisando los archivos: “La hoja de ruta está bien clara, lo que falta es la voluntad política del Gobierno y de la Iglesia”.

Esta petición coincide con un nuevo caso de denuncias de abusos sexuales a menores, que surgió ayer y hoy recibió nuevas alegaciones de más víctimas, contra un religioso marianista que durante dos décadas trabajó en la escuela de fútbol del Atlético de Madrid, y que ha sido acusado de abusar de varios menores en los años 70 del pasado siglo.

 

Con información de EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *