Publicado en Destacado, INTERNACIONAL, NACIONAL.

Un testigo asegura que el “Chapo” pagaba por menores para drogarlas y tener intimidad

Estados Unidos.- El juicio de Joaquín Guzmán Loera reveló algunas amantes del capo y un testigo asegura que para el “Chapo” las menores “son como vitaminas”.

Según revelan documentos del juicio hechos públicos por el tribunal en las últimas horas y cuyas alegaciones el presunto narcotraficante ha negado este sábado, el Chapo pagó por tener sexo con niñas en «múltiples ocasiones» y las drogó previamente con «sustancias en polvo».

Los documentos de la Fiscalía estaban sellados y contenían testimonios no presentados ante el jurado durante el proceso y que el juez Brian Cogan, que lleva el caso en Nueva York, ha ordenado abrir tras la queja de varios medios.

Eduardo Balarezo, abogado del Chapo, comunicó hoy en un correo que el «Gobierno ha presentado públicamente documentos que contienen información extremadamente salaz» sobre su cliente y consideró «desafortunado» que ese material se haya revelado «justo antes de que el jurado empiece sus deliberaciones».

Una intermediaria del Chapo conocida como «comadre María» le enviaba habitualmente fotografías de niñas para que el narcotraficante o uno de sus vasallos tuvieran relaciones sexuales con ellas en los ranchos de su propiedad a cambio de unos 5.000 dólares, relató un testigo.

El colombiano Alex Cifuentes, exsecretario del Chapo, señaló que tuvo relaciones sexuales en «tres o cuatro ocasiones» con niñas de unos 15 años, mientras que «vio al acusado hacer lo mismo en múltiples ocasiones» con niñas de tan corta edad como trece años, recoge el documento.

El testigo presuntamente ayudó a Guzmán Loera a drogar a las menores con las que quería acostarse «poniendo una sustancia en polvo en sus bebidas por orden del acusado» y, según recordó, a las niñas más pequeñas las llamaba «vitaminas» porque creía que tener actividad sexual con ellas «le daba vida».

Joaquín niega las alegaciones, que carecen de corroboración y fueron consideradas demasiado prejuiciosas y poco fiables para ser admitidas en el juicio, expresó este sábado la defensa del presunto capo mexicano.

Estos detalles no se utilizaron en el juicio, pero Cifuentes identificó a la «Comadre María» como el intermediario mediante el cual el Chapo habría pagado al expresidente de México Enrique Peña Nieto 100 millones de dólares en sobornos en octubre de 2012.

Los archivos hechos públicos por el tribunal señalan cómo en el escape de prisión de 2001 el Chapo contó con una «red voluntaria» de colaboradores y una planificación «sustancial» por adelantado, y que una vez fugado contrató a medio centenar de personal militar.

Se dio a conocer que el juez ordenó bloquear preguntas a petición de la Fiscalía sobre una reunión del Chapo con la DEA (autoridad antidroga de EE.UU.) mientras éste estaba encarcelado en 1998, en la que se ofreció a dar información sobre «rutas y lugares» que utilizaban los Arellano Félix, sus rivales.

Además, el tribunal mandó a la defensa no revelar ni probar que una de las testigos, Lucero Sánchez, fue abusada por el Chapo antes de involucrarse romántica y profesionalmente con él, ya que podría haber intentado «demostrar sesgo» por parte de ella.

La Fiscalía y la defensa hicieron sus alegatos finales en el proceso por narcotráfico contra el Chapo Guzmán, y a partir del lunes se espera el veredicto de un jurado que podría condenarlo a cadena perpetua.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *