Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

El presidente ruso, Vladimir Putin y el primer ministro japonés, Shinzo Abe, manifestaron su interés en firmar el tratado de paz pendiente desde el fin de la Segunda Guerra Mundial, a pesar de las dificultades en las negociaciones sobre la disputa de las islas Kuriles.

“Naturalmente, discutimos las perspectivas para concluir un tratado de paz. Reafirmamos nuestro interés en suscribir ese tratado, paso crucial para la normalización de las relaciones bilaterales”, dijo Putin en una comparecencia conjunta con Abe en el Kremlin.

“En la reunión en Singapur (en noviembre de 2018) nos comprometimos continuar con el proceso de negociación sobre la base de la declaración conjunta que firmaron la entonces Unión Soviética y Japón en 1956, que sobre todo prevé la conclusión de un tratado de paz”, indicó, citado por la agencia Itar-Tass.

Putin resaltó que Rusia y Japón tienen por delante un arduo trabajo para crear las condiciones necesarias y lograr una decisión mutuamente aceptable. “La tarea es garantizar el desarrollo integral y a largo plazo de las relaciones ruso-japonesas en el nivel adecuado”, enfatizó.

Por su parte, Abe subrayó la necesidad de solucionar problemas sin resolver desde hace más de 70 años, si bien vinculó el tratado con la devolución de las islas Kuriles, para Rusia, conocidos como los Territorios del Norte en Japón.

El jefe de gobierno destacó que acordó con Putin que el próximo verano los japoneses con antepasados en las islas podrán visitar sus tumbas.

Asimismo, anunció que los cancilleres de ambos países celebrarán en febrero una nueva ronda de negociaciones durante la conferencia de seguridad de Múnich.

“Habrá más de una ronda, Hay que fortalecer la atmósfera de confianza mutua”, dijo el vocero del Kremlin, Dmitri Peskov.

La reunión Putin-Abe de este martes viene precedida por las diferencias entre ambas partes sobre el arreglo del litigio de las cuatro islas Kuriles_Iturup, Shikotan, Habomai y Kunashir, reclamadas por Tokio y bajo control soviético y luego ruso desde el fin de la Segunda Guerra Mundial (1939-1945).

En septiembre pasado, Putin propuso firmar el tratado “sin condiciones previas”, tras lo que ambos mandatarios acordaron impulsar su firma, creando un mecanismo de consultas.

Las islas Kuriles se encuentran en el mar de Ojotsk, entre la península rusa de Kamchatka y la isla japonesa de Hokkaido. Sus 56 islas e islotes forman parte de la provincia de Sajalín (Lejano Oriente de Rusia) y se estima que acogen a alrededor de 20 mil personas.

El primer ministro japonés llegó anoche a Moscú para abordar con Putin, además del asunto de las islas Kuriles, la situación y perspectivas de desarrollo de la cooperación bilateral en la esfera política, económico-comercial y humanitaria, así como temas de la agenda regional e internacional.

 

Fuente:Notimex/Foto:Archivo/JAC

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *