Publicado en Destacado, NACIONAL.

Tlahuelilpan, Hidalgo.- La explosión de una toma clandestina en Hidalgo acabó con la vida de al menos 79 personas y el último censo hospitalario arrojó que hubo 81 personas lesionadas. Entre las personas heridas, el gobernador de Hidalgo, Omar Fayad, anunció que se encontraba un bebé de dos años de edad.

Lo anterior fue dado a conocer a través de una rueda de prensa, donde se encontraban acompañando al gobernador, el secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo; con el titular de Pemex, Octavio Romero; con el secretario de Marina, José Rafael Ojeda; y con el secretario de la Defensa Nacional, Luis Cresencio Sandoval.

Asimismo, se informó que entre los heridos estaban tres adolescentes de 15 y 16 años de edad.

Ante la gravedad del caso, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, se comprometió con las familias afectadas y dijo se les proporcionará ayuda económica e hizo un llamado a la población a no volverse a cometer actos como estos a fin de evitar otra terrible tragedia y al mismo tiempo a ayudar a combatir de raíz el combate al huachicol.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *