Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

La Administración para el Control de Drogas de Estados Unidos (DEA) incluyó en su lista de los 10 fugitivos más buscados a Jesús Alfredo Guzmán Salazar,“Alfredillo” Guzmán, hijo del Chapo.

“Alfredillo” es buscado por los delitos de conspiración por posesión e intento de distribución de sustancias controladas.

Desde 2009, la DEA inició una investigación en su contra y lo identificó como coordinador logístico de la entrada de cocaína a territorio norteamericano desde Centro y Sudamérica. Se le describe como cercano a su padre y sus negocios.

En junio de 2012, el Gobierno de EU lo señaló en un tribunal de Illinois como partícipe de las actividades de su padre y le fincó nueve cargos de conspiración para importar y distribuir sustancias prohibidas.

La madrugada del lunes 15 de agosto de 2016, “Alfredillo” fue capturado por un grupo armado mientras se encontraba junto a su hermano, Iván Archivaldo Guzmán Salazar en el restaurante La Leche, en Puerto Vallarta, celebrando la despedida de soltera de una prima, según revelaron familiares de Guzmán a Proceso.

Iván salió momentos antes de la entrada del grupo armado y Alfredo fue sustraído junto con otros cinco hombres, uno de ellos su primo, José Manuel Díaz Burgos.

Desde entonces no se conoce su paradero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *