Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, condenó en Buenos Aires la violencia que afectó París este sábado, la cual dejó cientos de heridos y detenidos, y anticipó que mañana domingo, en cuanto retorne a su país, encabezará una reunión urgente de gobierno.

Macron ofreció una rueda de prensa al término de la Cumbre del Grupo de los 20 (G-20), en Buenos Aires, en la que advirtió que no respondería a preguntas específicas sobre la crisis que afecta a Francia desde hace semanas con marchas multitudinarias en contra de sus políticas económicas.

“Lo ocurrido hoy en París no tiene nada que ver con la expresión pacífica de una rabia legítima, ninguna causa justifica que se ataquen a las fuerzas del orden, que se roben los comercios, que edificios públicos privados queden incendiados, que se amenace a periodistas o a transeúntes o que se ensucie el Arco del Triunfo”, advirtió.

Los culpables de la jornada de violencia, aseguró, “no quieren ningún cambio ni ninguna mejora, lo que quieren es el caos, así traicionan las causas que pretenden servir y que manipulan. Se les considerará responsables de sus actos ante la justicia”.

Agregó que mañana domingo, tras llegar a Francia encabezará una reunión que ha convocado con el primer ministro, el ministro del Interior y el conjunto de servicios competentes, con los que analizará los pasos a seguir.

También subrayó que siempre respetará las oposiciones, las protestas y las manifestaciones, “pero nunca aceptaré la violencia”.

Las protestas de cientos de miles de ciudadanos franceses en contra el aumento de impuestos, la inflación y la gasolina han derivado ya en un movimiento social conocido como “los chalecos amarillos”, prenda que los manifestantes convirtieron en un símbolo.

 

Fuente:Notimex/Foto:Archivo/JAC

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *