Publicado en Destacado, ESTATAL.

Atienden la comparecencia del secretario de Gobierno, Rogelio Franco Castán

Xalapa, Veracruz., 28 de noviembre de 2018.- La violencia de género es uno de los grandes pendientes que deja el gobierno de Miguel Ángel Yunes, aseveró la diputada Mónica Robles Barajas, al cuestionar al secretario de Gobierno, Rogelio Franco Castán, sobre las acciones que esta administración debió realizar al respecto.

La Comisión Permanente de Gobernación, integrada por los diputados Adriana Paola Linares Capitanachi, presidenta, Raymundo Andrade Rivera, secretario, y María Josefina Gamboa Torales, vocal, recibieron el informe del funcionario estatal, quien acudió a esta Soberanía para presentar su comparecencia.

La diputada Mónica Robles Barajas, de Morena, recordó que el pasado 23 de noviembre, se cumplieron dos años de la Declaratoria por Violencia de Género para 11 municipios del estado, emitida por la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres (CONAVIM).

Indicó que Veracruz es el segundo lugar a nivel nacional en feminicidios por no haber aplicado puntualmente las recomendaciones para la prevención.

Además, el Observatorio Universitario de Violencia contra las Mujeres registró, de enero de 2016 a octubre de 2018, la muerte de 426 mujeres por feminicidio.

Ante esto, en 2017, el gobierno federal envió a Veracruz 5 millones de pesos y otros $7 millones más este año, para ejecutar el Proyecto de Atención a la Declaratoria de Violencia.

Según una investigación periodística, estos recursos fueron entregados en una sola exhibición y por adjudicación directa a una única empresa de la que no hay rastros ni antecedes de haber realizado trabajo sobre derechos humanos.

Quedaron pendientes las respuestas a los cuestionamientos de la Diputada como: ¿cuál fue el procedimiento y los criterios para que la Secretaría de Gobierno seleccionara la empresa?, ¿cuáles fueron los avances, acciones y resultados que se obtuvieron para cada uno de los conceptos que contempla el contrato?, ¿hubo conflicto de interés con la empresa que se contrató por adjudicación directa y por la segunda alerta de género por agravio comparado?

Asimismo, preguntó por el procedimiento y los criterios para atender la declaratoria por violencia de género en el estado y por la empresa responsable , así como por las denuncias relacionadas con el Centro de Justicia para Mujeres. Ante qué instancia, por qué concepto y cuántas denuncias son las que existen.

Al no recibir las respuestas requeridas, Robles Barajas cerró su intervención manifestando que, “sin duda, es una deuda que queda de este gobierno para las mujeres veracruzanas”.

En el uso de la voz, el diputado Augusto Nahúm Álvarez Pellico, de Morena, refirió el caso del secretario del Ayuntamiento de Ixtaczoquitlán, Francisco Eulogio, quien fue acusado por lesiones y violencia de género en contra de una mujer.

Preguntó cuál es el curso que se sigue a la denuncia presentada por la agraviada, esto por tratarse de un funcionario municipal emanado del partido en el actual gobierno y cómo se está protegiendo a la víctima, a lo que Franco Castán solo ofreció asesoría a través del Instituto Veracruzano de las Mujeres y de la Fiscalía General del Estado.

El diputado Raymundo Andrade Rivera, del grupo legislativo de Morena, recordó que en 2017, se aprobó la Ley de Víctimas para el estado de Veracruz, por lo que preguntó, de acuerdo con el Registro Estatal de Víctimas, cómo está regulado el proceso para la acreditación de víctimas, cuántas están registradas a la fecha, por qué existen delitos o violaciones a derechos humanos y cómo está integrado el comité interdisciplinario evaluador, a lo que el Secretario se deslindó del tema.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *