Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

Ohio va por la pena de muerte para las mujeres que aborten. El 19 de marzo de 2018, legisladores propusieron un proyecto de ley de abolición del abortopatrocinado por los representantes republicanos Ron Hood y A. Nino Vitale y copatrocinado por un grupo de otros 16 legisladores republicanos, fue presentado a la Cámara de Representantes de Ohio.

Ese proyecto de ser aprobado impondría “la vida en prisión o incluso la pena de muerte” a mujeres y proveedores de servicios médicos involucrados en abortos.

De abolirse el aborto en el estado de Ohio podrían recibir cargos criminales por hacerlo tanto médicos que brindan servicios como las mujeres que los buscan.

También el proyecto definiría a un feto como “una persona no nacida”, no habría excepciones para la violación, el incesto o para los embarazos que amenazan la salud de la madre. Según la ley propuesta, la pérdida involuntaria de un feto durante un procedimiento médico no contaría como aborto.

Los opositores han calificado a la HB 565 como “uno de los proyectos de ley contra el aborto más punitivos y alarmantes en la historia moderna de Estados Unidos” y “la peor intromisión en los derechos reproductivos de una mujer por parte de la legislatura de Ohio hasta la fecha”.

El HB 565 tendría que ser aprobado por el Comité de Salud de la Cámara de Representantes de Ohio, que consta de trece republicanos y seis demócratas, luego el proyecto de ley tendría que ser aprobado por la Cámara, pero solo unos 20 republicanos más en la Cámara de 100 miembros se han adherido para apoyarlo hasta ahora.

En la actualidad practicar un aborto en un feto con latidos cardíacos, es un delito en quinto grado, que es punible en Ohio con hasta un año de prisión y una multa de 2,500 dólares.

El proyecto con media sanción en Ohio lleva por nombre “heartbeat bill” (ley de latidos cardíacos).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *