Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

Ciudad de Nueva York.- Los “ángeles” llegaron a la Gran Manzana para tomar protagonismo en uno de los eventos anuales más esperados del año: el Victoria’s Secret Fashion Show. En la edición 2018 de este evento organizado por la connotada firma de lencería femenina, uno de sus bellos y sensuales ángeles ha roto todos los estereotipos de la belleza; se trata de la modelo canadiense Winnie Harlow, quien ha hecho historia como el primer “ángel” con vitiligio.

Para Winnie Harlow fue realmente especial el desfile de Victoria’s Secret de este año, al desfilar por una de las pasarelas más importante del mundo de la moda. La modelo de 24 años de edad, rompió así todas las barreras y los prejuicios que existen en torno al vitiligo en el mundo de la moda, demostrando que continuará luchando por derribar los paradigmas.

Winnie Harlow abrió paso en la pasarela del Hotel Plaza de Nueva York , luciendo su hermosa piel morena con manchas blancas, producto de la falta de pigmentación provocada por la enfermedad (vitiligo), junto a exclusivos diseños de ropa interior de la marca Victoria’s Secret.

Victoria’s Secret vistió a Winnie Harlow con un conjunto en tonos pasteles, que variaban entre el celeste y el rosa. También mostró otro floreado, compuesto por un pantalón y peto de mangas largas.

La modelo canadiense pensó en suicidarse en su adolescencia tras sufrir fuertes episodios de bullying por padecer vitiligo y que, aferrada a su sueño de ser modelo, logró alcanzar su objetivo gracias a America’s Next Top Model. Y anoche se convirtió en un “ángel”.
Aunque Winnie Harlow logró un gran paso en el mundo de la moda, aun existe una gran deuda que se mantiene latente en el desfile de Victoria’s Secret; se trata de la falta de “representatividad” de todos los cuerpos femeninos que existen en la realidad, ya que las modelos que conforman el show son esbeltas y promocionan rígidos estándares de belleza.

Desde que Tyra Banks la descubrió por Instagram, la carrera de Winnie Harlow no ha hecho más que crecer. Tras su paso por el programa America’s Next Top Model, la joven canadiense de ascendencia jamaicana ha revolucionado la industria de la moda al visibilizar el vitiligo.

La modelo ha sido rostro de campañas para Swarovski, Desigual y fue parte de “Lemonade”, el disco-largometraje de Beyoncé. En mayo pasado acaparó los reflectores en la Gala del MET, uno de los eventos más importantes de las agenda de Manhattan, evento organizado por Anna Wintour, editora de la revista Vogue (la Biblia de la moda).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *