Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

Ser uno de los mayores en un grado escolar le da una ventaja a los niños en la educación, de acuerdo con un estudio publicado por la Oficina Nacional de Investigación Económica (NBER) de Estados Unidos.

Científicos analizaron el desarrollo cognitivo de más de 1.2 millones de estudiantes del sistema educativo público en Florida, en un rango de 6 a 15 años de edad y nacidos en diferentes meses del año.

La investigación encontró que los niños nacidos en septiembre, quienes son los más grandes en el rango de edades en su grado escolar, ostentan un promedio de calificaciones anual mayor que aquellos nacidos en agosto, quienes son los más jóvenes de su respectivo grupo.

De acuerdo con los resultados del estudio, las altas calificaciones de los nacidos en septiembre se acumulan e incrementan las probabilidades de estos estudiantes para entrar a una universidad de prestigio.

Titulado “Edad para comenzar la escuela y desarrollo cognitivo”, el estudio encontró que otros factores socioeconómicos como la educación maternal, etnicidad y afluencia, también contribuyen al progreso académico.

Los estudiantes que tienen un desempeño bajo, por su parte, tienen la oportunidad de ponerse al corriente con los de desempeño más alto antes de que comiencen las pruebas formales.

Por ejemplo, algunos padres pueden elegir retrasar a sus hijos un año, mientras que otros pueden inscribirse en programas especiales que apoyan a niños con bajo desempeño escolar.

Los autores del estudio también capturaron datos de centros de detención dentro del distrito escolar de Florida, y encontraron que ser uno de los niños más grandes en el grado reducía la posibilidad de encarcelamiento por crímenes juveniles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *