Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

Militares de Estados Unidos colocaron alambre de púas en la parte superior del muro metálico que divide la frontera de Nogales entre Sonora y Arizona, para evitar que las caravanas migrantes ingresen a su territorio.

Los elementos del Ejército estadunidense, vestidos con indumentaria camuflada y cascos color arena y verde, llegaron al sitio a bordo de vehículos blindados, pero, al igual que sus mandos, no concedieron ninguna entrevista.

Tampoco la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por sus siglas en inglés) se pronunció sobre la acción, la cual inició en el Centro Histórico de Nogales, en el área de las garitas Dennis DeConcini y Morley.

El pasado 3 de noviembre, militares estadounidenses reforzaron la seguridad en el sur de Texas, para evitar que las caravanas migrantes ingresen a su territorio.

En la localidad de Hidalgo, los soldados colocaron alambres de púas tanto en los alrededores como en segmentos del puente internacional.

En Brownsville un helicóptero militar sobrevoló los cruces fronterizos que comunican a esta ciudad con Matamoros, Tamaulipas.

En el sur de Texas se sigue con expectativa la posible llegada de la caravana migrante, así como la militarización de la frontera.

Para algunos habitantes de esta frontera, los migrantes no son un riesgo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *