Publicado en Destacado, ESTATAL, REGIÓN SUR.

Pobladores marcharon por las calles del municipio de Nanchital para exigir a Petróleos Mexicanos (Pemex) que responda por las afectaciones que dejó el derrame de hidrocarburo en los arroyos Santa Elena y Tepeyac.

Los vecinos, en su mayoría amas de casa, explicaron que el olor a combustible se ha vuelto insoportable durante las noches; sin embargo, muchos prefieren no dejar sus viviendas por temor a que les roben sus pertenencias.

“Pareciera que la fuga la tenemos dentro de nuestras casas, tenemos que respirarlo todo el día, es un olor que te quema la nariz, la garganta y ya no podemos.

¿A dónde nos vamos a los refugios? Para que llegue el ratero y se meta a robar a las casas porque ni siquiera los marinos se van a dar una vuelta para darnos seguridad, se meten por el arroyo y se llevan nuestras cosas”, expresó Roxana Santiago.

En el parque central, los inconformes pidieron la intervención del Gobierno del Estado y exigieron una explicación de lo que pasó, pues aseguraron que ni siquiera saben lo que están respirando o el nombre de la sustancia derramada.

Asimismo, dieron a conocer que han tenido que ocupar trapos húmeros para pasar la noche.

Por su parte, el secretario de ayuntamiento, Gaspar Espinosa Ramos, confirmó que fueron interpuestas cuatro denuncias contra quien resulte responsable ante la Procuraduría General de la República (PGR), la Fiscalía General del Estado (FGE) y la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa).

“Petróleos Mexicanos se está abocando a los hechos, pero estamos percibiendo y compartiendo la inquietud ciudadana de que no es suficiente las acciones que está emprendiendo Pemex”, agregó el funcionario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *