Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

Los académicos estadounidenses William D. Nordhaus y Paul M. Romer son los ganadores del Premio Nobel de Economía 2018. Con este anuncio se cierran los anuncios de los premios Nobel de este año.

Ambos académicos fueron galardonados por su investigación para integrar innovación y clima con crecimiento económico.

Los laureados diseñaron métodos para abordar algunas de las preguntas más básicas y apremiantes de nuestro tiempo sobre cómo creamos un crecimiento económico sostenido y sostenible a largo plazo. Sus contribuciones nos proporcionan información fundamental sobre las causas y consecuencias de la innovación tecnológica y el cambio climático, señaló el jurado.

Con esta designación se cierra este año la ronda de los prestigiosos galardones, tras conocerse la semana pasada los de Medicina, Física, Química y de la Paz, mientras que el de Literatura fue pospuesto y el próximo año saldrán dos ganadores.

El Premio Nobel de Medicina fue concedido este año a James P. Allison y Tasuko Honjo, mientras el de Física fue para los científicos Donna Strickland, Gérard Mourou y Arthur Ashkin, en tanto el de Química para los científicos Frances H. Arnold, George P. Smith y Sir Gregory P. Winter.

El Premio Nobel de la Paz fue otorgado a Denis Mukwege y Nadia Murad.

Los ganadores recibirán el próximo 10 de diciembre, aniversario de la muerte del fundador Alfred Nobel (1833-1896), una medalla de oro, un diploma y un cheque por nueve millones de coronas suecas (un millón de dólares), cantidad que se reparte si hay más de un ganador en la misma categoría.

El Premio Sveriges Riksbank en Ciencias Económicas en Memoria de Alfred Nobel 2017 fue otorgado a Richard H. Thaler “por sus contribuciones a la economía del comportamiento”.

Desde su creación en 1969, el galardón ha servido para reconocer 79 economistas  entre 1969 y 2017, entre los que destacan Paul Samuelson (1970), Gunnar Myrdal y Friedrich Hayak (1974), Milton Friedman (1976), James Tobin (1981), Joseph Stiglitz, George Akerlof y Michael Spence (2001) o Paul Krugman (2008).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *