Publicado en Destacado, NACIONAL.

Roxana Garnica, madre de la fallecida Diana Laura, señala que su familia y ella tienen que vivir escondidos, pues han recibido intimidaciones por parte de quienes mataron a su hija, esto luego de que presentaran la denuncia correspondiente.

Fue en enero cuando Diana Laura, madre de tres hijos, salió de su domicilio en Ecatepec junto con su bebé de seis meses de edad, su cuñado y concuña para vender juguetes.

El periódico Excélsior señala que la señora Roxana recibió una llamada de su yerno horas después para preguntar por la bebé, pues le habían notificado que encontraron a una niña con características similares a su familiar abandonada en un centro de salud en San Juan Teotihuacán, Estado de México.

Durante dos días sus familiares buscaron a Diana Laura, pues señalan que por parte de la Fiscalía hubo apatía para atender su denuncia.

Al final, les avisaron que había sido localizado un vehículo con tres cuerpos calcinados.

“Me dijeron que habían encontrado el carro con personas ahí calcinadas. Cuando vi las imágenes me di cuenta que efectivamente sí era mi bebé. Me dijeron que teóricamente sí era, pero que le tenían que hacer una prueba de ADN. Entonces de ahí empezó nuestro calvario porque yo lo que quería era ver a mi hija y no me dejaron verla, se quedó mucho tiempo y nos tardaron mucho para entregarnos el cuerpo”, señala Roxana Garnica a Excélsior.

Quince días después le fueron entregados los cuerpos, aunque luego iniciaría una pesadilla, pues los presuntos asesinos empezaron a acosarlos.

“Nos llaman para corroborarle a mi yerno que ellos habían sido parte del asesinato de mi hija y le pidieron dinero. Él hizo un depósito porque tuvo miedo. Le dijeron que si no dejaba todas las averiguaciones previas iban a matar a sus hijos. Las llamadas no han parado”.

A partir de eso, las autoridades les brindaron protección y actualmente viven bajo resguardo y con muchas limitaciones.

“No podemos salir a jugar, no podemos hacer una vida normal como todos, tenemos miedo en todo momento, no podemos andar por la calle, no podemos hacer nada”, dice la madre de Diana Laura.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *