Publicado en Destacado, NACIONAL.

A cuatro días de haber sido secuestrado, ayer fue hallado el cadáver de Manuel Alberto Liébano Palomeque, con visibles huellas de torturas y rematado a cuchilladas. Su cuerpo yacía a orilla del río La Sierra, a la altura del puente Filemón, ubicado en el ejido Montaña, de Jalapa.

La víctima, a quien sus familiares dejaron de ver desde el pasado nueve de septiembre, contaba con 26 años de edad, y era promotor de micronegocios de Banco Azteca. Fue levantado por personas armadas en el ejido Ceibita primera sección de Tacotalpa, cuando iba en compañía de otra persona a quien no le hicieron daño, y quien ya declaró.

La autoridad no descarta que el ahora fallecido haya sido objeto de un secuestro, aún cuando sus familiares, por temor a que le pasara algo desagradable no denunciaron el plagio, sin embargo al no contar con medios económicos fue asesinado, pero antes sometido a torturas.

Al empleado bancario los delincuentes lo llevaron hacia algún sitio discreto para torturarlo y luego rematarlo con un arma blanca; las lesiones fueron constatadas por el médico legista de la Fiscalía Estatal al hacer el levantamiento del cuerpo; también presenta cuatro heridas con un arma punzocortante en el abdomen las cuales podrían ser la causa de su muerte, ante el abundante sangrado que sufrió.

Al ahora occiso sus familiares lo andaban buscando por diversos puntos, e incluso sobre las aguas del río La Sierra, para lo cual alquilaron lanchas, pero fueron informados por trabajadores de un rancho que el cuerpo de Manuel Alberto estaba a la orilla del afluente.

Fue así que se le dio parte a la autoridad correspondiente, quien dio fe de las heridas que presentaba el cadáver, por lo que al respecto se abrió la carpeta de investigación correspondiente para dar con los responsables, según informó la Policía local.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *