Publicado en Destacado, ESTATAL.

El fiscalista Ramón Ortega informó a xeu noticias que aunque llegue a concretarse la disminución del Impuesto Especial a Productos y Servicios (IEPS), los combustibles seguirán caros, ya que la mayor parte de los mismos son importados de Estados Unidos.

Dijo que aunque los nuevos diputados aprueben la propuesta de reducción del 20% del IEPS, no parece que vaya a disminuir los costos de la gasolina de manera significativa, ya que la importación se rige por los precios internacionales y al momento el costo del barril está en 60 dólares por barril, mismo que podría alcanzar los 100 dólares por barril, lo cual encarecería el precio de los combustibles en México.

“Puede bajar un poco, pero no va atenuar la alza que hemos estado viviendo en estos últimos dos años”, reiteró.

Cuestionado si la solución sería eliminar el 100 por ciento del impuesto, el contador dijo que ni así bajaría mucho el precio porque se sigue importando, además no se ve que el próximo gobierno vaya a eliminar todo el IEPS, por una situación de finanzas públicas.

Lo único que queda a los ciudadanos es ahorrar, caminar cuando son distancias cortas y usar menos el auto, cuando sea posible.

Asimismo, dijo que el alto precio de los combustibles, así como del gas y la luz han impactado a la inflación, por lo que se estima que no se logrará la meta de que quede en 3 por ciento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *