Publicado en ACAYUCAN, Destacado, ESTATAL.

La diputada federal electa de Veracruz, Anilú Ingram Vallines, del PRI, señaló que llegarán a la Cámara de Diputados como una oposición responsable y madura, además, señaló que no se van a oponer a todo por sistemas, pues dijo, eso no funciona.

«Seremos una oposición crítica, una oposición responsable, una oposición madura, donde no nos vamos a oponer a todo por sistemas como se ha hecho en otras ocasiones”, pues dijo, “ya nos hemos dado cuenta que eso no funciona bien, seremos una oposición firme y sin duda alguna analizaremos cada una de las iniciativas para que nuestro voto sea siempre a favor de la sociedad y por el bien de México y de Veracruz.”

En la LXIV Legislatura de la Cámara de Diputados, integrada por 500 legisladores, estarán 45 priistas, de los cuales, 4 pertenecen al estado de Veracruz.

Anilú Ingram formará parte del grupo parlamentario del PRI y se desempeñará como vicecoordinadora de la bancada en la Cámara baja.

«Fungiré como vicecoordinadora de la bancada priista en el Congreso federal, donde tenemos una doble responsabilidad, un doble compromiso, uno: el de ayudar a reconstruir mi partido y el poder dar resultado a las familias de México y, propiamente a las familias veracruzanas, atendiendo lo que dicta la nueva agenda nacional”, dijo.

Al cuestionarle si cabe una alianza con Morena, partido que será mayoría en la Cámara de Diputados, la diputada federal electa declaró: “Cabe una alianza con la sociedad, tenemos que volver a las bases, a tener una alianza con las veracruzanas, con los mexicanos.”

-¿El PRI llega al Congreso como un partido débil?

-“Es un partido cohesionado, fuerte, un partido con experiencia, donde los 45 diputados cuentan con experiencias, sensibilidad y compromiso.”

En este sentido, abundó que “es cierto que no pasamos por un mejor momento, sin embargo, tenemos una agenda crítica, seremos una oposición crítica, una oposición responsable y que vamos a abanderar las verdaderas causas sociales de la sociedad”.

Sobre la sugerencia que hiciera el presidente Peña Nieto, de que el PRI debe cambiar de nombre y de esencia, Ingram Vallines consideró:

“Creo que más que un cambio de nombre, es cambiar la forma de ver y hacer las cosas, adaptarnos a los nuevos retos que se nos presentan, y en eso estamos trabajando, no es un proceso de unos días, de una semana, pero hay que adaptarse al tema, estamos haciendo la labor, hay que volver a las bases y hay que estar cerca de la gente”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *