Publicado en Destacado, NACIONAL.

La Procuraduría General de la República (PGR), delegación Jalisco, incineró diversos estupefacientes, asegurados en operativos realizados por las instituciones de seguridad de los tres ámbitos de gobierno.

La ceremonia se llevó a cabo en las instalaciones de un predio del municipio de Zapopan, con la asistencia de elementos de la Agencia de Investigación Criminal (AIC) y un representante del Órgano Interno de Control de la PGR.

Así como de elementos de Protección Civil y Bomberos del municipio, quienes verificaron que el procedimiento se llevara a cabo con apego a la normatividad en la materia.

Se incineraron 691 unidades de metilenodioxianfetamina; 10 unidades de alprazolan; 110 unidades clobenzorex; 103 unidades de clonazepam; 520.6 gramos de clorhidrato de cocaína; un kilogramo de clorhidrato de metanfetamina.

Asimismo, dos unidades de clorhidrato de metanfetamina; tres kilogramos de cocaína; 11 unidades de diazepam; dos mil 743 unidades de fentanil; dos gramos de heroína; ocho toneladas 900 kilogramos de marihuana.

Un kilogramo de metanfetamina; 602 litros de metanfetamina líquida; 51 objetos del delito; 72 gramos de opio; siete plantas de papaver; 860 plantas de amapola; dos gramos de plantas de marihuana.

Además, 945 plantas de marihuana; 84 kilos de semilla de marihuana; un gramo de sustancia negativa; 215 unidades de sustancia negativa; y 19 unidades de tirazadone. También fueron destruidos 544 mil 200 cigarros y cuatro máquinas tragamonedas.

El pasado 31 de mayo, la Procuraduría General de la República (PGR) en Sinaloa incineró 603 objetos del delito, aproximadamente tonelada y media de droga, así como cerca de dos mil 400 litros de narcóticos, asegurados en operativos realizados por instituciones de seguridad de los tres ámbitos de gobierno.

Además, se eliminaron 56 litros 750 mililitros de mezcla de sustancias que contiene opio, 19 litros 985 mililitros de monometilamina, 86 litros 240 mililitros de morfina, 574 litros 870 mililitros de sustancia negativa y nueve vehículos, 26 reactores, 319 contenedores y 249 de otro tipo de artículos, que en suma ascendieron a 603 objetos del delito.

La destrucción de las sustancias y los objetos se llevó a cabo en una empresa especializada y autorizada para tal fin, previa práctica de las diligencias realizadas por el Ministerio Público de la Federación, con la asistencia de elementos de la Agencia de Investigación Criminal (AIC), entre peritos especializados en química forense y policías federales ministeriales, con la supervisión del Órgano Interno de Control.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *