Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

La Casa Blanca anunció este martes que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, despidió a la asesora Kelly Sadler por burlarse del cáncer cerebral que padece el senador republicano John McCain.

“Kelly Sadler ya no trabaja en la Oficina Ejecutiva del Presidente”, dijo Raj Shah, un portavoz de la Casa Blanca.

El comentario de Sadler, que se produjo en una reunión interna de asesores de comunicación de la Casa Blanca, vino a raíz de la oposición de John McCain a dar el visto bueno en el Senado a la candidata de Trump para dirigir la CIA, la ya confirmada Gina Haspel.

“No importa, se está muriendo de todas formas”, afirmó Sadler en la reunión, según se filtró a medios estadounidenses.

McCain había dicho que Sadler no era apta para el cargo por su “negativa a reconocer la inmoralidad de la tortura y por su “inquietante” papel en la “supervisión” de esa práctica.

Tras la filtración, Donald Trump acusó de “traidores” y “cobardes” a los funcionarios de la Casa Blanca que difunden informaciones internas.

John McCain, de 81 años, fue diagnosticado con un agresivo tipo de cáncer cerebral el año pasado y pese a los esfuerzos médicos, no mejora, por lo que él y su entorno se están preparando para su fallecimiento, informó en mayo The New York Times.

Según el rotativo neoyorquino, el veterano senador republicano no quiere el presidente Donald Trump en su funeral.

Jonh McCain, excandidato a la Casa Blanca en 2008, combatió en la Guerra de Vietnam, donde fue hecho prisionero de guerra durante cinco años y sufrió torturas.

En repetidas ocasiones, durante su campaña presidencial Donald Trump criticó al McCain por “dejarse atrapar” en Vietnam.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *