Publicado en Destacado, ESTATAL, NACIONAL.

El candidato a la Presidencia de la República de la coalición “Juntos haremos historia”, Andrés Manuel López Obrador, señaló que la transformación que iniciará México a partir del 1 de julio será ordenada, sin derramamiento de sangre, pero profunda y radical, con un cambio en la política económica “y que nadie se espante”.

Ante miles de personas que se dieron cita en la Plaza Lerdo de esta ciudad capital, señaló que a 26 días del proceso electoral, tiene el 50 por ciento de la intención del voto y se encuentra exactamente a 26 puntos de distancia de su más cercano competidor.

Y puso fecha para sus reformas: El mes de diciembre, en que se cancela la reforma educativa, se pone en marcha el plan anti-corrupción, aumenta la pensión a los adultos mayores y se sientan las bases para que haya en este país una auténtica democracia.

Repitiendo muchas de las promesas dichas en sus mítines a lo largo y ancho del país, que le vuelven a ser celebradas una y otra vez con vivas y aplausos por sus seguidores, advirtió que llegará al gobierno federal a poner orden, sobre todo en los salarios de altos funcionarios que perciben al mes de 400 a 650 mil pesos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *