Publicado en Destacado, NACIONAL.

Decenas de víctimas, heridos y desaparecidos, además de cuantiosos daños, son los que dejó la más reciente erupción del Volcán de Fuego de Guatemala el pasado 3 de junio.

El Volcán de Fuego está situado entre los departamentos guatemaltecos de Escuintla, Chimaltenango y Sacatepéquez.

Sin embargo, este no es el único volcán peligroso o con potencial destructivo.

A nivel mundial se sabe de volcanes como el de Monte Vesubio, en Italia; el Eyjafjallajökull, en Islandia; el Sakurajima, en Japón; el Monte Merapi, en Indonesia; o el Kilauea, en Hawái (que el pasado mes de mayo entró en actividad y provocó la evacuación de miles de personas).

En dicha lista también hay varios volcanes ubicados en Latinoamérica, ya sea por su potencial o por su actividad constante. Estos son algunos de ellos:

Volcán Popocatépetl
(México)

Es uno de los dos volcanes más activos del país. Tiene una altura de 5,452 metros de altura y se sitúa entre Morelos, Estado de México y Puebla, a unos 70 kilómetros de la Ciudad de México. Una eventual erupción afectaría a 25 millones de personas.

En 1994 entró en fase de actividad con expulsiones de ceniza y emisiones de lava.

cenapred domo crater popocatepetl centro nacional

 

Volcán de Colima
(México)

Se ubica en el límite de Colima y Jalisco. Con sus 3,280 metros de altura es considerado el volcán más activo de México.

La nube de cenizas que arrojó entre 2015 y 2016 provocó la evacuación de varias comunidades.

Volcán de Fuego de Colima podría iniciar una nueva etapa explosiva

Volcán Turrialba
(Costa Rica)

Se ubica a 60 kilómetros de San José. En septiembre de 2016 una gran erupción hizo que expulsara una gran nube de ceniza que cubrió a varias localidades cercanas.

Con frecuencia presenta expulsión de gases, material incandescente y cenizas.

 

Cuáles son los volcanes más peligrosos de América Latina

El Galeras
(Colombia)

Es el volcán más activo de Colombia y está en el departamento de Nariño. En 1993 hizo erupción, matando a varios turistas y científicos que estaban en el interior del cráter al momento de la explosión.

Desde entonces se mantiene activo con expulsiones de humo y ceniza, así como con pequeños estallidos.

 

Cuáles son los volcanes más peligrosos de América Latina

Nevado de Ruiz
(Colombia)

En noviembre de 1985 provocó el peor desastre natural en la historia de Colombia, luego de una erupción donde murieron más de 25 mil habitantes de Amero.

De acuerdo al Servicio Geológico Colombiano, con regularidad presenta actividad sísmica y emisión de cenizas. Tiene una altura de 5,364 metros.

 

Cuáles son los volcanes más peligrosos de América Latina

Volcán Cotopaxi
(Ecuador)

Si bien su última gran erupción ocurrió en el ya lejano 1887, en 2015 puso en alerta a las autoridades cuando expulsó varias nubes de ceniza.

Se encuentra 50 kilómetros de Quito y tiene 5,897 metros de altura.

 

Cuáles son los volcanes más peligrosos de América Latina

Tungurahua
(Ecuador)

Desde 1999 está activo, intercalando períodos de calma relativa con otros de mayor intensidad.

Tiene 5.019 metros de altura y está a 180 kilómetros de Quito.

Cuáles son los volcanes más peligrosos de América Latina

Volcán Ubinas
(Perú)

Es constantemente vigilado por el Instituto Geológico, Minero y Metalúrgico (Ingemmet) pues se trata del volcán más activo de Perú.

Entre 2006 y 2009 tuvo su último período de actividad con expulsiones de humo y ceniza. En esa ocasión los gases tóxicos provocaron daños en las plantaciones.

En sus faldas se encuentra la ciudad de Arequipa, con su millón de habitantes.

Cuáles son los volcanes más peligrosos de América Latina

Volcán Villarica
(Chile)

Es uno de los 95 volcanes activos en Chile.

Está en la región turística de Araucanía, al sur del país y su altura es de 1,847 metros. Tras 15 años sin actividad, en marzo de 2015 arrojó lava y cenizas a una altura de 1,000 metros, ocasionando la evacuación de varias comunidades.

Cuáles son los volcanes más peligrosos de América Latina

Calbuco
(Chile)

En 2015 entró en actividad tras cuatro décadas de permanecer dormido. En esa ocasión más de 4 mil personas tuvieron que ser evacuadas por una columna de ceniza que expulsó de su cráter.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *