Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

Miles de manifestantes marcharon el sábado bajo fuertes medidas de seguridad en el oriente de París, en respuesta a la convocatoria de gremios, partidos izquierdistas y organizaciones de derechos civiles que se oponen a las políticas proempresariales del presidente Emmanuel Macron.

En otras ciudades se realizaron marchas similares, como parte de una campaña contra las políticas de Macron que los organizadores consideran proempresariales y “brutales”.

En el evento de París, Philippe Martinez, dirigente del sindicato CGT, aconsejó al presidente a “sacar la cabeza por la ventana de su palacio y ver la vida real”.

Se movilizaron más de mil 500 policías en París para evitar que activistas no asociados con la protesta oficial interrumpan el evento y causen daños, lo cual ha ocurrido en las últimas manifestaciones.

La policía dijo que arrestaron a 35 personas en la capital francesa antes y después del inicio de la marcha.

Algunos de ellos fueron detenidos de manera preventiva para ser interrogados, después de que se les revisara sus pertenencias y se les encontrara con “equipo” que podría ser usado para causar daños o esconder sus rostros.

Otras personas, mayormente jóvenes vestidos de negro con sus caras cubiertas, fueron detenidos al margen de la protesta principal por romper el escaparate de un negocio o dañar autobuses. La policía usó bombas lacrimógenas para hacerlos retroceder. Un policía resultó ligeramente lastimado por escombros que algunos manifestantes lanzaron.

Sindicatos, partidos de oposición y otras entidades denuncian una reforma legal encabezada por Macron que tiene la intención de socavar las protecciones laborales y aumentar los poderes policiales.

Estas organizaciones sostienen que Macron apoya reformas fiscales que favorecen a los más ricos de Francia y está trabajando para desmantelar los servicios públicos.

Por ejemplo, está haciendo más difícil que los estudiantes asistan a las universidades de su preferencia y haciendo más fácil que la policía ataque a los residentes de vecindarios menos favorecidos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *