Publicado en Destacado, NACIONAL.

Desde hace cuatro meses, una mujer de nacionalidad estadunidense identificada como Ambrais Cecilia Nedd –con varios alias como Amber Nortey o Amber North y que tiene antecedentes penales por asalto a mano armada en Dallas, Texas– ha causado destrozos a cuatro hoteles de la colonia Roma y amenazas a los empleados de los mismos.

Conforme a denuncias presentadas ante el MP, a las cuales tuvo acceso Excélsior,se detalla que esta mujer utiliza el modus operandi de pagar algunos días de hospedaje. Cuando llega el momento de desalojar la habitación, intimida y amenaza de muerte al personal de los lugares en los que se alberga, provocando destrozos.

En una de las denuncias se describe que en un hotel ubicado en avenida Chapultepec casi esquina con la Glorieta de Insurgentes, la mujer manifestó al personal de recepción que “deseaba matar a alguien” después de tener algunas discusiones con otros huéspedes.

“La huésped de nombre Amber Nortey se encontraba discutiendo con otra huésped del hotel que se hospedaba en la habitación número 13, por lo que intervine verbalmente para calmarlas y terminar con el conflicto, fue entonces que dijo: ‘Tengo ganas de acuchillar a la señora’, refiriéndose a la persona con la que tuvo el conflicto”, declaró el gerente de este hotel, de acuerdo a la carpeta de investigación CI-FAE/TUR-2/ UI-2 S/D/00007/01-2018.

En otro caso reciente, suscitado el 26 de marzo pasado en un hotel localizado en la Plaza Luis Cabrera en la colonia Roma, la mujer norteamericana golpeo al recepcionista y rompió un jarrón de más de 35 mil pesos. También causó destrozos en una habitación, conforme a la denuncia presentada en la carpeta de investigación CI-FAAE/TUR-2/ UI-2 S/D/00053/03-2018.

En ninguno de los casos, a pesar de que fue solicitada la presencia policial, la mujer fue detenida, bajo el argumento de que no se trataba de un delito grave, según consta en las propias denuncias.

La autoridad judicial investiga el estatus migratorio de esta mujer, quien ingresó como turista desde hace más de un año acompañada de su hija de dos años. (Excélsior).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *