Publicado en Destacado, NACIONAL.

Huimanguillo, Tabasco.- Profunda consternación ha provocado en redes sociales el asesinato de Emilio, un niño de apenas tres años de edad, quien salió el pasado domingo a una tienda ubicada junto a su casa, en el poblado C-31 de Huimanguillo, Tabasco.

Dentro del establecimiento, una mujer de oficio enfermera, vecina y un cómplice de secuestradores, lo sedó para plagiarlo, pero el menor se asfixió.

Luego de más de 72 horas de búsqueda, el cadáver del menor apareció dentro de una caja de cartón en domicilio de seguridad ubicada sólo a dos casas de su hogar; llevaba tres días muerto.

Además, presentaba también diversas costillas rotas con rastros de maltrato y golpes. (TABASCO HOY)

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *