Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

El racismo hacia los extranjeros lamentablemente nunca se ha desvanecido de todo. En la actualidad, muchas acciones violentas contra ellos se han podido castigar gracias a que se han viralizado en redes sociales 

Desafortunadamente, muchos de los agresores no sólo son ciudadanos sino también autoridades. El que se dio a conocer esta semana es una claro ejemplo de esto.

De acuerdo con el medio Fox 5, el viernes en la madrugada, la policía de las Vegas, detuvo a Junior David López por conducir imprudentemente.

Esto no se hubiera difundido de no ser porque en lugar de ser un arresto normal, los oficiales Francisco Rivera de 28 años y Padilla Mill de 23 aprovecharon su ‘poder’ para actuar de manera salvaje contra la víctima.

En una grabación captada por la cámara corporal que traía uno de los agentes, se observa como López sale de su vehículo con una pistola la cual que arroja inmediatamente al suelo. Tras ponerse de rodillas y extender los brazos, hace un gesto indicando que la tomará para entregarla personalmente.

Esta acción provocó que los policías se sintieran en peligro y decidieran dispararle. Segundos después, cuando el afectado se encontraba tendido en el suelo comenzó a moverse dando una señal que aún se encontraba con vida. 

Lamentablemente, en lugar de que los agentes se acercaran y llamaran a una ambulancia, decidieron dispararle de nuevo.

Luego del incidente, la víctima fue trasladada al hospital Sunrise donde horas más tarde falleció. 

Según información dada por Amber Bustillo, la novia de López que en ese momento se encontraba al interior del automóvil, antes de que los policías abrieran fuego ella escuchó a su pareja gritar “No me disparen”.

Sin embargo, en las declaraciones dadas por los polícias, ellos aseguran que el hombre grito “Dispárenme”.

Aunque tiene poco que comenzó el año, se trata del quinto incidente registrado en Estados Unidos en el que un agente de Policía es involucrado en un tiroteo y el tercero que tiene resultados mortales. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *