Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

El Consejo de Seguridad de la ONU fracasó hoy en sus dos intentos para crear un mecanismo que investigue los ataques químicos en Siria, que la semana pasada causaron la muerte de al menos 70 personas en la comunidad de Duma.

Las dos resoluciones que fueron sometidas a votación este martes en el Consejo de Seguridad tenían además la intención de determinar quién o quiénes fueron responsables del ataque, que podría considerarse como un crimen de guerra.

Rusia vetó el proyecto de resolución que propuso Estados Unidos, que crearía un equipo de investigación independiente que determinaría responsabilidades. Bolivia también votó en contra de este mecanismo, en tanto que China se abstuvo.

Por su parte, países de Occidente se opusieron al proyecto de resolución propuesto por Rusia, que en principio expresó que no existe evidencia de un ataque químico en Duma, para crear un mecanismo de investigación y de identificación de responsables.

Los proyectos, idénticos en sus propósitos, tenían dos diferencias cruciales. El proyecto de Estados Unidos proponía crear un equipo de investigadores independientes que determinara lo sucedido e identificara responsables, similar al que ya había sido establecido por el Consejo de Seguridad.

Ese mecanismo anterior, compuesto por la ONU y la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ), había concluido en un análisis difundido el año pasado que la mayoría de los 85 ataques con armas químicas registrados en Siria habían sido perpetrados por fuerzas del gobierno.

Rusia, el principal aliado del presidente sirio Bashar al-Assad, bloqueó en noviembre pasado la continuación de este mecanismo de investigación independiente.

En consecuencia, la propuesta de resolución presentada este martes por Rusia señalaba que los investigadores debían ser aprobados por el Consejo de Seguridad, que con base en la información recabada determinaría también quién era responsable de los ataques.

La propuesta de resolución de Rusia recibió seis votos a favor, siete en contra y dos abstenciones, lo que impidió su adopción.

Por su parte, el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, apoyó un mecanismo de investigación que identifique a los responsables del reciente ataque químico en Siria, a fin de que rindan cuentas.

“Apelo al Consejo de Seguridad para que cumpla con su responsabilidad y encuentre la unidad en este tema. También aliento al Consejo a redoblar sus esfuerzos para llegar a un acuerdo sobre un mecanismo específico para la rendición de cuentas”, pidió el titular de la ONU.

Por su parte, la OPAQ informó este martes que enviaría una misión de investigación a Duma a fin de determinar lo sucedido, aunque sin señalar responsables, y como una invitación del gobierno de Siria. La OPAQ no detalló cuándo arribarían los investigadores a Duma.

Tanto el Consejo de Seguridad como la OPAQ parecen operar bajo una carrera contra el tiempo, luego de que el presidente Donald Trump amagara el lunes con tomar medidas en un plazo de 48 horas en torno al supuesto ataque con armas químicas en Duma.

Analistas esperan que, tal como hiciera el año pasado tras otro ataque con armas químicas, Trump lance una ofensiva militar contra activos militares del gobierno sirio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *