Publicado en Destacado, Especial, ESTATAL.

A seis días de su inusual nacimiento, Jenny del Milagro regresó a casa con sus abuelos maternos.

La madre de la menor fue asesinada por una mujer que buscaba robarle el bebé que llevaba en su vientre, cortó violentamente su abdomen sin ningún conocimiento médico causándole su descenso  y abandonó su cuerpo a la orilla de la carretera para huir con la recién nacida.

Horas de pena y angustia pasaron los familiares de Jenny tras su muerte y desaparición de la bebé; finalmente a menos de 72 horas del trágico hecho, la menor fue rescatada por las autoridades.

Fue hasta este martes que la pequeña Milagro fue entregada  a doña Carmen y a don Rafael, sus abuelos maternos, quienes a partir de ahora tendrán la custodia de la menor que hasta hoy mantuvo en resguardo el DIF municipal de Boca del Río.

Para los abuelos la manutención de la menor será complicada, pues ellos se dedican a cortar caña, actividad que reconocen no deja buenos ingresos, sin embargo harán lo posible para que Milagro tenga lo necesario para vivir y ser feliz.

“Ya con la edad que nosotros estamos, pues ahorita lo vamos a poyar ¿pero ya cuando estemos más viejos? Tengo dos hijos más que me dicen que me van a apoyar con la bebé, me dicen mamá cuando tu no puedas te vamos a apoyar nosotros; un hijo tiene dos hijos y el otro tiene tres.”, señaló.

Doña Carmen asegura que el nombre de la bebé lo eligieron entre ella y su esposo, Jenny en recuerdo de su madre y Milagro por haber sobrevivido a tan violento ataque, “yo quería Milagro, pero su abuelito quiso Jenny del Milagro”, comentó.

Ahora los padres de Jenny piden a las autoridades justicia por el asesinato de su hija, doña Carmen asegura que el homicidio no lo pudo haber cometido una sola persona,  piden se investigue a fondo los hechos y se de con todos los responsables.

“Yo pienso que no porque no creo que las cosas que le hizo a mi hija las haya hecho sola. Yo no estoy de acuerdo que mi hija, ahora sí que andaba con ella y me engañó esa señora, yo esperaba que llegara mi hija pero ya nunca llegó”, dijo.

Mientras tanto Milagro regresará a casa de sus abuelos y tras la difusión de esta noticia, diversas personas se han acercado a ellos y a las autoridades boqueñas para donar artículos de bebé, regalos que agradece doña Carmen, pues sabe que de no contar con ellos la situación sería aún más difícil de sobre llevar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *