Publicado en Destacado, INTERNACIONAL, NACIONAL.

Para evitar abusos sexuales, curas de Argentina tienen prohibido el contacto físico con niños, de acuerdo a un protocolo de buena conducta elaborado por las autoridades eclesiásticas.

El protocolo denominado “Normas arquidiocesanas de comportamiento en el trato con menores de edad y adultos vulnerables”, fue presentado por el obispo de Paraná, Juan Alberto Puiggari y puede ser consultado en el internet.

Este reglamento también estipula que los sacerdotes curas bajo el mandato del Arzobispado de Paraná, en la provincia argentina de Entre Ríos, no pueden compartir con niños habitaciones de hotel o cualquier otro sitio

Asimismo que cuando los curas escuchen las confesiones de los menores tendrán que dejar la puerta de la sacristía abierta y cuando los sacerdotes viajen en auto con un menor, debe ser en presencia de otro adulto.

Estas normas rigen también para la protección de adultos vulnerables.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *