Publicado en Destacado, NACIONAL.

La Procuraduría General de la República, desmintió a la Secretaría de Marina y confirmó que la familia que viajaba en un vehículo en un libramiento de Nuevo Laredo, Tamaulipas, quedó bajo fuego aéreo desde un helicóptero de la Semar.

Luego de que la Marina asegurara que no había realizado disparos desde el aire y que la familia había sido afectada por disparos de los delincuentes, Anselmo Apodaca Sánchez, titular de la Coordinación de Servicios Periciales de la Agencia de Investigación Criminal, indicó que la familia viajaba sobre el libramiento Luis Donaldo Colosio, en una zona despoblada y con poca visibilidad.

Los enfrentamientos se registraron en tres puntos distintos y están relacionados entre sí, la PGR encontró en esos tres sitios más de 3 mil casquillos que fueron utilizados tanto por los delincuentes como por la Marina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *