Publicado en Deportes, Deportes destacado, Destacado.

La derrota ante Toronto FC dejó bastante molesto a Miguel Herrera, pero no sólo por el resultado. El técnico azulcrema denunció que la policía canadiense golpeó a algunos de los integrantes de su plantel y que gente de CONCACAF observó también, por lo que espera reportes de lo sucedido.

Los empujones empezaron atrás, los policías le pegaron a mis jugadores, lo quiero ver reportado, la gente de CONCACAF vio; le pegaron a Marchesin, a Bruno, retaron a Giber. Espero que, así como pedimos que todo sea parejo, la CONCACAF se haga cargo del asunto, ellos lo vieron. Los policías estaban encima de nosotros, no trataron de separar. Se trata de reportar, estaban para cuidar la seguridad”.

Asimismo, reveló que el silbante encargado de revisar la vestimenta de las ‘Águilas’ fue grosero y le impidió a elementos salir al terreno de juego con prendas de licra para protegerse de las bajas temperaturas en el BMO Field.

Podían haber permitido que algunos que querían jugar con licra, entró el cuarto árbitro al vestidor a revisar y porque era negra se las quitó, ya venía de payaso y sangrón. Esas condiciones ya empiezan a condicionar, el arbitraje debía ir acorde a una semifinal, cuando vienen con esa prepotencia no caben”.

Finalmente, sobre el desarrollo del compromiso, el ‘Piojo’ aceptó que el rival fue contundente y su escuadra no, puntos que tratarán de revertir en la Vuelta; además, expresó que, desde su punto de vista, el penal a favor de los Reds fue mal marcado,

Vamos a darle la vuelta al marcador, son dos goles, no nos hicieron tantos, tuvimos llegada. Fallamos y ellos fueron certeros. Tuvimos oportunidades que no metemos, hay que seguir trabajando; hicimos un gol de visitante y eso es importante. Analizando el penal, no sé si es, me parece que el árbitro lo concede, para mí gusto no era, obvio eso condiciona”, cerró.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *