Publicado en Destacado, NACIONAL.

Un africano fue el primer libertador de América y durante la época de la Colonia llegó a Veracruz, donde encabezó una rebelión contra el yugo español. Su nombre: Gaspar Yanga.

Más de dos siglos antes del inicio de la Independencia, el príncipe gabonés escapó de su amo y luchó contra la corona, refugiándose con su gente en una tierra que posteriormente llamarían San Lorenzo de los Negros, actualmente el municipio de Yanga, Veracruz.

Este ícono de la afrodescendencia y caudillo de la tercera raíz mexicana, la negra, ha sido poco reconocido en la historia de nuestro país, por ello buscan llevarlo a los libros de texto para que más personas conozcan al personaje.

En el siglo XVI Yanga fue traído desde África para trabajar como esclavo en las plantaciones de azúcar de la Colonia española en Veracruz.

Yanga fue un príncipe de Gabón, que como muchos otros africanos llegó a México, posiblemente fue esclavizado a través de engaños, ya que era muy común en el África de aquel entonces contratar los servicios de una persona por un tiempo, a cambio se dejaba dinero o comida a la familia”, abundó el doctor Carlos Flores Guillén, sacerdote yoruba y director de Cultura de la Fundación Ayabs.

Sin embargo, alrededor de 1576 Yanga huyó de su amo y lideró una rebelión antiesclavista, él y su grupo, entre los que había indígenas, se refugiaron en una zona montañosa muy cerca de lo que ahora es Córdoba, Veracruz.

Estamos hablando del primer libertador de América, pero tenía solamente 20 años, eso es impactante, era un joven. Y lo podemos contextualizar a la actualidad, a esa edad los jóvenes están en la Universidad o piensan en cosas más banales”, afirmó Karla Carrión, artista plástica, gestora cultural de Colima y creadora de la pintura de Yanga que será entregada a la Secretaría de Gobernación (Segob).

Tras el levantamiento de Yanga, a la corona española le costó 40 años de lucha y mantener a los esclavos en el cimarronaje, “un cimarrón era el nombre que se le daba al esclavo africano que se había escapado o se sublevaba a las leyes del virreinato”, explicó el doctor Carlos Flores.

Las culturas africanas que llegaron principalmente a México fueron las del imperio Congo y Yoruba.

Sin embargo, en 1609 los españoles desplegaron un batallón para ponerle fin al asunto, pero cuando el líder africano se enteró, decidió hacer uso de la diplomacia y mandó a un prisionero español a negociar los términos para alcanzar la paz entre la Nueva España y su comunidad.

Los españoles no hicieron caso y se libró una batalla, ambos lados sufrieron serias bajas. Yanga y sus hombres decidieron ir más alto en las zonas montañosas para evitar otro ataque.

Hay que tener un contexto, Gabón es frontera con el imperio Congo del Zambia, ellos eran guerreros, conquistaron prácticamente todo el continente negro, evidentemente hay un espíritu de guerra y lucha, porque era su cultura, nacían para ser guerreros, para honrar a sus ancestros”, apuntó Flores Guillén.

Después de años de negociaciones fallidas y fracasos de operaciones militares, se llegó al acuerdo de paz en 1618 y en 1630 el Virrey Rodrigo Pacheco y Osorio reconoció la libertad de la comunidad de Gaspar y fue nombrada como San Lorenzo de los Negros, actualmente el municipio de Yanga, Veracruz.

Se dice que tuvo un hijo, pero ya no queda nada de su linaje, solamente una estatua en el municipio  veracruzano. Es un ícono de la afrodescendencia y caudillo de la libertad africana en América”, afirmó el director de Cultura de la Fundación Ayabs.

Sin embargo, la misma discriminación no le ha dado empuje a los proyectos para enaltecer a Yanga, comentó Carlos Flores.

Más allá de su descendencia, si sigue existiendo linaje o no, el personaje ha estado totalmente olvidado en la historia”, opinó la pintora Karla Carrión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *