Publicado en Destacado, NACIONAL.

La Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) evitó dar una postura sobre los supuestos acuerdos que el Obispo Salvador Rangel Mendozade la diócesis Chilpancingo-Chilapa sostuvo con el crimen organizadopara evitar violencia en Guerrero durante el proceso electoral.

Según el religioso Rangel Mendoza negoció el fin de semana pasado con líderes de una organización de narcotraficantes de la Sierra de Guerrero.

En el supuesto encuentro al que el religioso fue llevado en un helicóptero, los capos del narco le habrían expuesto las condiciones que deben cumplir los candidatos para que no haya violencia contra ellos durante el proceso electoral.

Entre las supuestas peticiones de los narcos es que los candidatos no repartan dinero para la compra de votos y que mejor realicen obras en las comunidades.

Además, que cumplan con lo que prometen, porque “una vez que llegan al poder, se olvidan de la gente”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *