Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

La guerra en Yemen, que este mes cumple tres años de haber iniciado, ha provocado que dos millones de menores de edad yemeníes no asistan a la escuela, de acuerdo con el Fondo de la Organización de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef).

En un informe emitido este martes, Unicef indicó que cerca de medio millón de niños abandonaron la escuela desde la intensificación del conflicto en Yemen en 2015, con lo que el número total de menores no escolarizados asciende a dos millones.

Mientras tanto, a casi tres cuartas partes de los maestros de escuelas públicas no se les han pagado sus salarios en más de un año, lo que pone en grave riesgo la educación de otros 4.5 millones de menores de edad.

“Toda una generación de niños en Yemen enfrenta un futuro sombrío debido al acceso limitado o nulo a la educación. Incluso aquellos que permanecen en la escuela no reciben la educación de calidad que necesitan”, dijo Meritxell Relaño, representante de Unicef en Yemen.

El informe destacó que más de dos mil 500 escuelas están fuera de uso. Dos tercios de estas escuelas han sido dañadas por los ataques; 27 por ciento se encuentran cerradas y siete por ciento son utilizadas con fines militares o como refugios para personas desplazadas.

El viaje a la escuela también se ha vuelto peligroso, ya que los niños corren el riesgo de morir en el camino, por lo que muchos padres eligen mantener a sus hijos en casa, resaltó el informe.

La falta de acceso a la educación ha llevado a los niños y las familias a alternativas peligrosas, como el matrimonio precoz, el trabajo infantil y el reclutamiento en los combates. Desde 2015, al menos dos mil 419 niños han sido reclutados en los combates desde marzo de 2015, según Unicef.

Además, una encuesta de 2016 en seis provincias reveló que casi tres cuartas partes de las mujeres se habían casado antes de los 18 años, mientras que casi la mitad había estado casada antes de los 15 años.

Asimismo, 78 por ciento de todos los yemeníes viven en la pobreza; y 80 por ciento necesita algún tipo de apoyo de protección social, incluida la asistencia en efectivo.

Se estima además que 1.8 millones de niños menores de cinco años y 1.1 millones de mujeres embarazadas o lactantes padecen desnutrición aguda, lo que representa un aumento del 128 por ciento desde finales de 2014.

Un total de 16 millones de yemeníes, incluidos cerca de 8.2 millones de niños, necesitan asistencia humanitaria para establecer o mantener el acceso al agua potable y saneamiento adecuado. Antes de la guerra, sólo cinco millones de personas necesitaban ayuda humanitaria en Yemen.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *