Publicado en Comentarios, Destacado.

CIUDAD DE MÉXICO.- Lo has notado, la publicidad te sigue hasta el cansancio cuando navegas en internet.

¿Por qué ocurre?

La respuesta la encontramos en la técnica de mercadotecnia denominada ‘remarketing’ o ‘retargeting’. Se utiliza para mostrar en otras páginas web, mediante un sistema de ‘tracking’ o rastreo, anuncios a un usuario que ha abandonado la página anterior. Su objetivo es volver a impactar sobre un internauta que ha mostrado interés por una marca, producto o servicio.

Si el ‘remarketing’ y el ‘retargeting’ son las técnicas para llevar a cabo el impacto en los usuarios, las ‘cookies’ –y otras tecnologías similares– son la herramienta para realizar el rastreo de nuestra navegación por la Red.

Estas ‘cookies’ no son las tan queridas galletas de la abuela, sino unos archivos informáticos que se instalan o anclan en nuestros navegadores cuando visitamos una página web, para poder marcarnos, contarnos, seguirnos, clasificarnos y medir lo que hacemos. De esta manera, una vez marcados, es fácil pedir a otros sitios web que muestren un anuncio concreto a los usuarios que lleven una determinada marca en su navegador o dispositivo.

Como dato curioso, se estima que un consumidor medio recibe cada día cerca de 5 mil impactos diarios de anuncios y, sin embargo, el porcentaje de los que recordamos es mínimo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *