Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

Miles de personas protestan esta tarde en Barcelona por la detención en esta mañana de Carles Puigdemont, ex presidente catalán, en Alemania.

Se manifiestan frente a la sede de la Delegación de Gobierno en Barcelona, donde lanzan gritos e insultos a mossos, así como huevos y latas a los vehículos policiales.

Manifestantes también marchan hasta la sede del consulado alemán, en una de las Torres Mapfre.

En esa zona están apostadas varias furgonetas antidisturbios de los Mossos d’Esquadra y ya se viven momentos de tensión.

La nueva presidenta de la Asamblea Nacional Catalana, Elisenda Paluzie, ha apelado a la opinión pública de la Unión Europea y de Alemania en particular, para que no extraditen a un presidente electo.

 

Fuente: El País/ Foto: twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *