Publicado en ACAYUCAN, Destacado, Principal.

Centenares de feligreses en su mayoría niños, se dieron cita en la ceremonia de bendición de las palmitas para recordar así la entrada de Jesucristo a Jerusalén; con esta ceremonia llamada “Domingo de Ramos” dio inicio la Semana Santa que concluirá con la Pasión, Muerte y Resurrección de Jesucristo.

Reunidos en el kiosko del parque Juárez de Acayucan, los pequeños, al igual que sus padres portaban las palmas, algunas de ellas en formas de cruces que más tarde bendijo el presbítero José Luis Alvizu, quien los invitó al término de la lectura del Evangelio al recorrido en donde al unísono cantaron el “Viva Cristo Rey”.

Con las palmas levantadas, los feligreses concluyeron el recorrido en la parroquia de San Martín Obispo en donde se continuó con la ceremonia religiosa.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *