Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

El Tribunal Oral Federal de San Juan, Argentina, comenzó a juzgar el pasado martes a Maximiliano Andrés Taborga, de 29 años de edad, acusado de maltratar y prostituir a la que era su pareja, en reiteradas ocasiones delante de su hijo a cambio de dinero y drogas.

Según confirmaron a medios locales fuentes policiales, tras dos meses de convivencia de la pareja comenzaron los maltratos físicos y verbales por parte de Taborga hacia su mujer y su pequeño hijo de 3 años de edad, informa ‘El Nueve.com’.

Al cuarto mes se inició la explotación sexual. La mujer contó que era atada en la cama del dormitorio para que sus amigos (del acusado) o clientes, incluso tres a la vez, pudieran violarla a cambio de dinero o drogas, sin importar que en la misma habitación estuviera el niño, quien también era atado, según indica el periódico ‘Diario de Cuyo’.

El tremendo calvario vivido por la mujer y el niño se extendió unos cuatro meses, hasta que ella un día logró escapar por una ventana de la casa que alquilaban y denunciar todo en la Comisaría de la Mujer.

El acusado fue preso y la chica pasó algunas semanas viviendo con una amiga, hasta que su expareja volvió a buscarla, golpearla e incluso amenazarla con matar a su hijo.

Ante tal situación, la mujer decidió mudarse a Mendoza, aunque al tiempo volvió a repetirse la situación: golpes, violencia y amenazas. De Mendoza, la víctima huyó a Córdoba y volvió a denunciarlo en un Juzgado Federal, según informa ‘El Nueve’.

Pese a toda la situación, Taborga se negó a declarar el martes, aunque cuando fue detenido en Buenos Aires aseguró que todas las acusaciones en su contra “son mentira”.

En caso de que se confirme la versión de la mujer, Taborga se enfrentaría a varios delitos castigados con penas de entre ocho y 30 años de cárcel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *