Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, reportó hoy un balance provisional de tres muertos y 16 heridos, la mayoría rehenes, en los ataques cometidos hoy por un yihadista franco-marroquí en el pequeño poblado de Trebes, en el sur del país.

En un breve mensaje pronunciado en la célula de crisis del atentado, establecida en la sede del ministerio francés del Interior (Gobernación), el mandatario precisó que dos de los heridos se encuentran en estado grave.

Macron elogió a uno de los heridos, un oficial del Ejército que se intercambió por uno de los rehenes tomados por el yihadista en un supermercado del poblado sureño, y que se encuentra hospitalizado con importantes lesiones.

“Salvó vidas e hizo honor a su arma y a su país. Lucha actualmente contra la muerte y nuestros pensamientos van hacia su familia”, comentó el presidente sobre el alto mando considerado ya un “héroe” por medios locales.

Macron confirmó que lo ocurrido esta mañana, que consistió en la toma de rehenes y un ataque a un grupo de granaderos de la Gendarmería francesa cuando realizaban un entrenamiento deportivo, fue “un ataque terrorista islamista” como reivindicó previamente en un comunicado el Estado Islámico (EI).

“Hemos pagado desde hace varios años el precio de la sangre. Nuestros soldados se juegan la vida para identificar las amenazas y neutralizarlas”, comentó Macron, quien en un principio siguió la evolución del atentado desde Bruselas, Bélgica, donde participaba en una cumbre europea.

Indicó que las investigaciones se concentrarán ahora en saber cuándo se radicalizó el autor del ataque, el franco-marroquí de 25 años Redouan Ladkim, fichado por los servicios secretos, y cuándo y cómo consiguió el arma que usó en los ataques al supermercado y al grupo de gendarmes.

Macron resaltó su determinación a seguir luchando contra el terrorismo y la respuesta de Francia a la oleada de ataques que ha sufrido desde principios de 2015.

A través de su agencia de propaganda, el EI reivindicó el atentado cometido por Ladkim, quien fue abatido durante el asalto final al supermercado en el que mantuvo por un poco más de tres a los rehenes.

Ladkim, quien se dedicaba al narcomenudeo, era vigilado desde 2013 por “radicalización terrorista” por los servicios secretos franceses y había estado encarcelado en 2016 por delitos comunes, reportaron fuentes oficiales francesas.

Se identificó como “soldado del Estado Islámico” y reclamó la liberación del único sobreviviente del comando que cometió los atentados de París del 13 de noviembre de 2015, el franco-marroquí Salah Abdeslam, quien se encuentra encarcelado en un reclusorio en Francia.

Previamente a la toma de rehenes, disparó cerca del lugar contra un grupo de granaderos franceses mientras realizaban un entrenamiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *