Publicado en ACAYUCAN, Destacado, INTERNACIONAL.

Encalló en una playa de California un barco ruso infestado de ratas caníbales. Los investigadores creyeron inicialmente que se trataba de un crucero ruso, el Liubov Orlova, perdido en altamar hace varios años, pero más tarde, análisis satelitales ayudaron a comprobar que se trataba de un buque con una larga historia detrás.
Según los autores de un documental producido por ‘Discovery Science’, el ‘esqueleto’ del barco que se encontró tenía las mismas dimensiones del crucero ruso Liubov Orlova, construido en 1976 y con capacidad para 110 personas, que en 2013, ya fuera de servicio, se perdió en las costas de Canadá mientras era remolcado para venderse como chatarra.
“Se cree que el barco fue invadido por hordas de ratas caníbales, ya que literalmente no había nada más que comer. Imagínense este barco gigante abarrotado de voraces roedores apareciendo en tu playa local, justo donde vives”, explica uno de los autores del documental.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *