Publicado en Destacado, NACIONAL.

Por el feminicidio de Mara Fernanda Castilla Miranda, el exchofer de Cabify Ricardo Alexis fue vinculado a proceso.

En la audiencia celebrada este miércoles, el juez de control Aarón Hernández le impuso prisión preventiva oficiosa y estableció un plazo máximo de dos años para concluir el proceso penal.

El juzgador concedió cuatro meses a la Fiscalía General de Puebla (FGE) para desarrollar la investigación complementaria, que incluiría pruebas de ADN y análisis de videos de cámaras de vigilancia de domicilios particulares, por parte del Instituto de Ciencias Forenses y de la Agencia Estatal de Investigación.

Al concluir la audiencia en la Casa de Justicia, que se extendió por cerca de cuatro horas, el imputado, de 21 años, pidió unos minutos con su familia, sin saber que en el inmueble sólo estaba su madre, quien, más tarde, ocultó su rostro ante los medios de comunicación y caminó sola hasta alejarse de la zona.

Durante la exposición de los datos de prueba, el representante de la fiscalía relatoría de los hechos ocurridos entre la madrugada y mañana del 8 de septiembre.

Según la narración oficial, la estudiante de la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (Upaep) estaba con amigos en San Andrés Cholula.

Poco antes de las 05:00 horas, Mara y sus amigos abordaron un automóvil, pero en su camino se encontraron con un puesto de control del alcoholímetro.

Al no pasar la prueba de alcoholemia, el chofer fue enviado al juzgado calificador y el vehículo al corralón, razón por la que la universitaria solicitó el servicio de Cabify.

Antes de abordar el vehículo conducido por Ricardo Alexis, la joven de 19 años recibió una llamada de su hermana, Karen Leticia, quien trató de esperarla despierta, pero fue vencida por el sueño.

Cuando despertó, no encontró a su hermana y contactó por Facebook a sus amigos, quienes le contaron lo sucedido sobre el alcoholímetro.

Como ella tenía las contraseñas de los correos de Mara, comprobó que ella solicitó el servicio de Cabify e, incluso, obtuvo los datos del conductor, por lo que le llamó por teléfono.

El presunto feminicida le dijo que había dejado a la joven cerca de la caseta de vigilancia de su casa, en donde había aparcados varios autos.

De acuerdo con la fiscalía, el auto del imputado sí llegó a su destino, pero la universitaria no descendió, situación que fue captada por las videocámaras de vigilancia del fraccionamiento Torres de Mayorazgo.

En el material videograbado se observa que el vehículo llegó a las 05:48 horas y estuvo estacionado cerca de 20 minutos.

En el relato, se dijo que Ricardo Alexis condujo su vehículo al Motel del Sur, localizado en el número 10335 de la calle 11 Sur, donde se registró a las 06:47 horas y le asignaron la habitación número 25.

En el cuarto, el exchofer habría violado, vaginal y analmente a la joven oriunda de Xalapa, Veracruz, para después asfixiarla con una sábana, misma que usó para envolverla y abandonarla en el camino Ocotal de Santa María Xonacatepec.

El abogado defensor, Francisco Tlahuicole, consideró que la FGE no había podido demostrar la presunta responsabilidad del inculpado.

Sin embargo, el juez consideró lo contrario, además de criticar que no haya aportado pruebas en defensa de su cliente, quien ya estaba acusado de privación ilegal de la libertad y quien, nuevamente, se reservó el derecho a declarar.

A las 16:52 horas de este miércoles, Hernández tomó la decisión de vincularlo a proceso por la probable comisión del feminicidio de Mara Fernanda Castilla Miranda y estableció un plazo máximo de cuatro meses para realizar la investigación complementaria.

 

Fuente: Excélsior

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *