Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

 

 

MOSCÚ.

Las autoridades rusas investigarán un incidente ocurrido hace unos días con un helicóptero de asalto que disparó un cohete por error a un grupo de personas en tierra durante las maniobras ruso-bielorrusas Zapad-2017 en la región de Leningrado.

Según informa hoy el diario Kommersant, el pasado 16 de septiembre durante el vuelo de un Ka-52 (Alligator) un cohete S-8 salió disparado por error antes de que el piloto del helicóptero hubiera apretado el botón para activarlo.

Tres personas habrían resultado heridas y dos vehículos sufrieron diversos desperfectos.

Kommersant aseguró que las autoridades han decidido crear una comisión especial para esclarecer las causas del incidente, que ocurrió dos días antes de que el presidente ruso, Vladimir Putin, viajara a la zona para supervisar los ejercicios.

En todo caso, según el rotativo, el incidente no repercutió en la marcha de las maniobras, ya que al día siguiente helicópteros de asalto Mi-28 y Ka-52 cumplieron varias misiones que incluyeron el lanzamiento de cohetes.

CHISME ‘EXPLOTA’ EN REDES

Previamente, el Ministerio de Defensa desmintió las informaciones de una web local de que el cohete en cuestión había impactado el 18 de septiembre cerca de un grupo de periodistas, varios de los cuales habrían resultado heridos graves, cerca de San Petersburgo.

Todas las informaciones en las redes sociales sobre ataques contra un grupo de periodistas con un gran número de heridos graves son una provocación intencionada o una idiotez de alguien en concreto”, señaló el comunicado.

Al mismo tiempo, la nota castrense reconoce que las imágenes incluidas en el video colgado por la web pertenecían a un incidente ocurrido en otro momento, aunque también con la participación de un helicóptero.

Como resultado del impacto de un misil descontrolado fue alcanzado un camión sin tripulantes”, dijo.

Las Zapad (Occidente, en ruso)-2017 se celebran hasta mañana en polígonos militares en el oeste de Bielorrusia y las regiones rusas de Leningrado, Pskov y Kaliningrado, enclave encajado entre Polonia y Lituania.

Según fuentes rusas y bielorrusas, en las maniobras toman parte unos 12 mil 700 efectivos, de ellos 7 mil 200 bielorrusos y el resto rusos, aunque la OTAN estima en más de cien mil los participantes.

El secretario general de la Alianza Atlántica, Jens Stoltenberg, criticó también la falta de transparencia de Rusia y aseguró que los aliados seguirán muy de cerca las maniobras conjuntas.

jrr

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *