Publicado en Deportes, Destacado.

CIUDAD DE MÉXICO.

El austriaco Wilhem Ott perdió el combate, pero se llevó todos los reflectores al finalizar la pelea, debido a que propinó tremendo golpe al árbitro.

Nihad Nasufovic lo sometió con una estrangulación al cuello, por lo que Ott golpeó la lona tres veces, señal para dar a conocer que se rendía, pero el árbitro no se percató. El montenegrino hizo una pausa, momento que aprovechó el austriaco para zafarse.

De inmediato, Wilhem le reclamó al árbitro, lo acorraló y dio derechazo.

El equipo del nacido en Linz, Austria, entró al octágono para tratar de calmar a su peleador, quien continuaba recitándole algunas palabras.

Los hechos ocurrieron durante el combate estelar del Aggrelin 19.

Fuente:http://www.excelsior.com.mx

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *