Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

El poderoso huracán Irma tocó tierra la madrugada del miércoles en islas del Caribe con vientos de 295 kilómetros por hora, golpeando Barbuda, Antigua, Anguila y Saint Martin mientras se dirigía hacia Puerto Rico.

Los meteorólogos califican a Irma como “una monstruosa” tormenta con un diámetro de 257 kilómetros y vientos que se extienden a 193 kilómetros de distancia desde su centro.

Cuba y Florida en Estados Unidos todavía estaban en el camino de “la potencialmente catastrófica” tormenta categoría 5 en la escala Saffir-Simpson, la más poderosa registrada en el Atlántico, de acuerdo con el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos (CNH).

El informe de la institución de las 08:00 horas locales (12:00 GMT) indicó que Irma se desplaza hacia el oeste-noroeste a 26 kilómetros por hora con un ligero cambio hacia el este.

El ojo bien definido del huracán Irma pasó por Barbuda alrededor de las 01:47 de la mañana del miércoles, y azotaba a las 08:00 horas otras islas como Saint Martin y Anguila, agregó el informe del CNH.

Al final del miércoles, se pronostica que Irma azote la costa norte de Puerto Rico y desde allí, se espera que llegue a la costa norte de Haití y la República Dominicana el jueves antes de dirigirse a Cuba.

Las alertas de huracán estaban en efecto para gran parte del Caribe, Puerto Rico y partes de la República Dominicana.

La trayectoria actual de Irma muestra en su camino a gran parte de Florida, a donde se espera que llegue el domingo después del mediodía en lo que sería el segundo impacto de un gran huracán en dos semanas tras el azote de Harvey categoría 4 en Texas.

Harvey dejó 60 muertes y daños materiales que se estiman en 100 mil millones de dólares.

En preparación, las autoridades de Florida han declarado el estado de emergencia, y ordenado la evacuación obligatoria de turistas de los Cayos desde esta mañana.

Miles de residentes de ciudades como Miami y Fort Lauderdale hacen fila en supermercados para comprar agua y víveres, mientras las gasolineras lucen llenas de autos.

En Puerto Rico, la compañía eléctrica advirtió que la isla podría estar sin electricidad durante un largo periodo de tiempo, mientras el gobierno se preparaba para abrir 456 refugios capaces de albergar a más de 62 mil personas.

En Cuba, donde la tormenta Matthew arrasó algunos barrios el año pasado, los funcionarios instaron a la prudencia, pero las autoridades adoptaron un enfoque más discreto.

Fuente: Notimex/doh/foto:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *