Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

La reciente bomba de nitrógeno avanzada detonada por Corea del Norte provocó deslizamientos de tierra en la zona de la zona del ensayo y los alrededores, según las primeras imágenes de satélite publicada hoy por el sitio 38 North.

La página Web, vinculada a la Universidad Johns Hopkins de Baltimore, Estados Unidos, muestra una serie de fotografías tomadas vía satélite de Punggye-ri, una zona de túneles donde el régimen norcoreano ha llevado acabo sus pruebas nucleares, antes y después de la detonación de la bomba.

El análisis de las imágenes fue realizado por Frank V. Pabian, Joseph S. Bermudez Jr. y Jack Liu con imágenes de un satélite comercial, obtenidas por el sitio un día después de la prueba nueclear norcoreana, la más potente realizada hasta la fecha.

Corea del Norte aseguró el domingo pasado que probó con “éxito perfecto” una bomba de hidrógeno avanzada, que podría ser instalada en un misil balístico de intercontinental (ICBM) y es cinco o seis veces más potente que su anterior prueba.

El ensayo fue realizado el domingo poco después del mediodía (tiempo de Pyongyang) cerca de Punggye-ri, nororiente de Corea del Norte, y causó dos temblores artificiales de una magnitud de hasta 6.3 puntos en la escala de Richter.

Las imágenes muestran cambios significativos en la superficie de Punggye-ri y claros deslizamientos de tierra en varias partes de la cima del Monte Mantap, producto de los fuertes temblores, que se sintieron hasta la frontera de China.

“Estas alteraciones son más numerosas y más extendidas que lo que habíamos podido ver en los cinco ensayos precedentes que condujo Corea del Norte”, señalaron expertos al sitio 38 North, especializado en temas de Corea del Norte.

De acuerdo con los especialistas, la prueba nuclear hizo que un túnel subterráneo en Punggye-ri, ya que no hay ninguna evidencia de un cráter en la superficie.

El Ministerio de Defensa de Corea del Sur estimó que la explosión de la bomba tuvo una potencia superior a los 50 kilotones, tres veces el tamaño de la bomba estadunidense que destruyó la ciudad japonesa de Hiroshima en 1945, durante la Segunda Guerra Mundial, aunque 38 North estima que fue hasta de 120 kilotones.

Sea cualquiera de las estimaciones, la potencia de la explosión mucho más potente que la prueba que Corea del Norte realizó en septiembre del 2016, la cual fue de unos 10 kilotones, unas 10 mil toneladas, ya que cada kilotón equivale a mil toneladas de TNT.

Fuente: Notimex/doh/foto: archivo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *