Publicado en Destacado, ESTATAL.

El gobernador Miguel Ángel Yunes Linares ofreció un millón y medio de pesos para dar con el paradero de los asesinos de la niña que murió este sábado durante un ataque armado a tres personas que se encontraban en un vehículo ubicado en el segundo piso del estacionamiento de Plaza Cristal, en Córdoba.

El mandatario estatal manifestó su pesar por el asesinato de una niña en Córdoba y advirtió que se sancionará a los responsables.

Asimismo destacó que es importante que la población se entere cómo sucedieron los hechos en que perdió la vida la menor, quien detalló en conferencia de prensa era hija de un presunto jefe de plaza de una banda delictiva que fue abatido en el bar La Botana, recientemente, y fue expuesta por su propia madre.

Informó que la persona ejecutada fue identificada como Luis Rey Mendoza Miguel, quien dijo “tenía diversos antecedentes penales, desde 2010 lo vinculan en delitos diversos violación robo de vehículos; estuvo recluido en Villa Aldama y en 2012 fue vinculado a delincuencia organiza por la SEIDO”.

Agregó que este individuo se encontraba armado con un arma de fuego cuando fue abatido y no conducía el vehículo donde perdió la vida la niña, “el auto era conducido por una señora, Ana Lucía Flores Ortega, quien era su presunta pareja y madre de la menor que ayer perdiera la vida”.

Añadió que la madre de la menor estuvo casada con Víctor Manuel Juárez Contretas, quien fuera abatido en el bar La botana y era jefe de plaza de una banda delictiva y padre de la menor asesinada.

Adelantó que la Fiscalía General del Estado valora abrir una carpeta en contra de la madre de la menor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *