Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

La opción militar para frenar los programas de misiles y nuclear de Corea del Norte enfrenta fuertes cuestionamientos, a pesar de que Pyongyang insiste en sus mensajes de advertencia contra Washington y Seúl.

Jefes del ejército estadunidense hablaron a la prensa este martes en Seúl y coincidieron en la formula de una solución diplomática pero, advirtieron, apoyada por un fuerte esfuerzo militar.

Harry Harris, jefe del comando estadunidense del Pacífico en Hawaii, puntualizó que un poder de combate creíble debe ser empleado en apoyo a la diplomacia.

De acuerdo a un reporte de la agencia Yonhap, Harris habló en una isusual conferencia de prensa en la que también estuvieron Vincent K. Brooks, comandante general de las fuerzas estadunidenses en Corea del Sur.

De la misma manera el jefe del Comando Estratégico, John Hyten, y el director de la Agencia de Defensa de Misiles, Samuel Greaves.

Los mandos militares estadunidenses se reunieron en la base aérea de Osan, en la provincia surcoreana de Gyeonggi, la más cercana a Corea del Norte y sede del sistema de misiles Patriot.

En el marco de la estrategia de diplomacia apoyada por la fuerza, se enfatizó que los ejércitos de Estados Unidos y Corea del Sur deben de proseguir con sus ejercicios militares regulares.

Hyten, por su parte, precisó que parte de la responsabilidad de los efectivos estadunidenses en Corea del Sur es proporcionar opciones, y a ese objetivo contribuyen los ejercicios militares, como los que iniciaron la víspera.

Por separado, el senador demócrata por Masachussets, Edward Markey, de visita en Seúl, advirtió que una guerra preventiva contra Pyongyang no resolvería la amenaza norcoreana y solo empeoraría la situación.

Un guerra preventiva en la península de Corea podría convertirse en una catástrofe, y llevar a la muerte a cientos de miles sino es que millones de personas, dijo el miembro del subcomité senatorial para Asuntos del este de Asia y el Pacífico.

Mientras tanto el ejército de Corea del Norte anunció que está listo para una reacción sin misericordia contra Seúl y Washington por los ejercicios conjutos Ulchi Freedom Guardian (UFG), que durarán 10 días tras su inicio este lunes.

Un despacho de la Korean Central News Agency (KCNA) citado por la prensa surcoreana, precisó que Estados Unidos será llamado a rendir cuentas por sus agresivas maniobras de guerra.

Sobre la presencia en la base aérea de Osan de los jefes militares estadunidenses, el despacho de la KCNA advirtió que alimenta la gravedad de la situación actual, y destacó que ellos son los encargados de posibles ataques preventivos.

A su vez el sitio norcoreano Uriminzokkiri difundió un video con el supuesto lanzamiento de un misil de mediano alcance hacia la isla estadunidense de Guam, en un mensaje propagandístico de advertencia, indicó la agencia Yonhap.

Fuente: Notimex/doh/Foto: archivo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *