Publicado en Destacado.

Acayucan.- Por sexta vez se registró un asalto en la gasolinera de la familia Bocardo que se ubica sobre la carretera Costera del Golfo de Acayucan, por lo que en esta ocasión le tocó al presunto asaltante pagar las consecuencias.

Fue gracias al guardia de seguridad con el que cuenta la gasolinera que se pudo dar por concluido uno de los actos de violencia en Acayucan, donde presuntamente un ciudadano quien viajaban en la parte trasera de la unidad de taxi marcada con el número 425 de Acayucan, perdió la vida luego de que el guardia de seguridad disparara en su contra al percatarse del asalto.

VERSIONES SEGÚN TRABAJADORES DE LAS BOMBAS

Todo ocurrió minutos antes de hacer corte de las bombas, cuando dos sujetos entran a la gasolinera antes mencionada e intentan asaltar al conductor de un primer taxi marcado con el número 60 y al mismo tiempo al encargado de la bomba quien la ver el arma de fuego que portaba uno de los dos sujetos que presuntamente viajaban en una motocicleta corrigió a buscar refugio dejando tirado sobre el suelo algunos billetes.

Aunque la versión que manejan es que uno de los asaltantes logró su cometido con el taxi de la unidad 60, fracasó en su segundo intento, pues al percatarse el guardia de seguridad realizó algunos disparos ahuyentando a los presuntos dos asaltantes del lugar, aunque uno no logró huir y subió a la parte trasera de la unidad marcada con el número 425 donde encontró la muerte al recibir un disparo del supuesto guardia de seguridad.

 

LEVANTAMIENTO DEL CUERPO

Al lugar del acto cometido acudió personal del Mando Único de Acayucan quienes tomaron las medidas necesarias al igual que los elementos de la Policía Estatal quienes se encuentran a menos de un kilómetro de distancia sobre la misma Costera del Golfo, y los elementos de Periciales quienes fueron los encargados del levantamiento del cuerpo así como del acordonamiento de ambas escenas del crimen.

Hasta el momento se desconocen las generales del occiso, sin embargo uno de los familiares de la unidad 425 acudió al lugar de los hechos creyendo que había sido el conductor del taxi a quien habían dado muerte, aunque su panorama cambió al enterarse que el muerto viajaba en la parte trasera y era de complexión muy grande.

Aunque no es la primera ni la quinta vez que se llevan acabo asaltos en esta gasolinera, la muerte cobró la vida de un presunto asaltante, aun habiendo cámaras de seguridad en cada una de las bombas y esquinas del terreno de la familia Bocardo en Acayucan.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *