Publicado en ACAYUCAN, Destacado, Principal.

Acayucan.- La propiedad del ex titular de la Secretaria de Desarrollo, Agropecuario, Rural y Pesca (Sedarpa) Manuel Martínez de Leo, se ha convertido en el “corazón” de los huachicoleros, es el rancho “Potomac” lo que algún día y con dinero de los veracruzanos se convirtió en uno de los mejores del país, hoy es disputado por quienes se dedican al robo de combustible.

En las instalaciones del rancho Potomac, ubicado en la comunidad de San Miguel es donde mayormente se han detectado tomas de combustible para que desde ahí los huachicoleros extraigan gasolina que más tarde es puesta a la venta en puntos clandestinos de la región.

El rancho está en abandono, si acaso un mayoral es el que se hace responsable de cuidar los pocos animales que aun se encuentra, hace pocos fueron búfalos que de la noche a la mañana casi desaparecieron.

Los trabajadores y el propio exsecretario de la Sedarpa saben que diversos grupos se disputan el control del robo de combustible en las tuberías que cruzan por el rancho Potomac. Hay detalles de que ahí es uno de los puntos con mayor hechos delictivos, pues basta referirse que se han dado hasta fugas de gasolina que provocaron contaminación en el arroyo “Michapan”.

Curiosamente y a pesar de que se tienen datos de quiénes roban, o que los mismos pobladores de comunidades son cómplices con las bandas, no se ha denunciado que desde el Potomac se extrae la mayor parte del combustible robado.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *