Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

Alejandro Benítez Lulo ex futbolista en el Torneo Argentino C., goleador histórico del equipo Central Larroque, alcanzó la fama por un motivo muy distinto a sus goles, no obstante, abandonó el futbol para donarle parte de su hígado a Milo, uno de sus sobrinos, y así poder salvar su vida.

De acuerdo con información difundida por Clarín, desde que nació Milo, los médicos supieron que algo no iba bien en su hígado; el menor es el tercer hijo de Natalia, la hermana mayor de Lulo.

La única solución de salvar la vida del pequeño pasaba por un trasplante, que solo podían hacer por un tema de compatibilidad con su madre, quien debido a que fue operada del corazón no podía hacerlo.

Lulo manifiesta que nunca dudó en dar parte de su hígado a su sobrino ni le importó que tarde o temprano tendría que abandonar el futbol.

La intervención de trasplante duró siete horas para él y 12 para el pequeño Milo, quien se encontraba desnutrido, y de color verde, pero afortunadamente ya está recuperando.

Mientras que Lulo, será padre a finales de año y no sabe si algún día le contará lo que hizo por su sobrino y que aseguró, cualquiera haría por un ser querido.

Al respecto, Willy, su cuñado y padre de Milo, escribió lo siguiente en Facebook:

 

Fuente: Exélsior/Clarín/doh

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *